GARANTÍAS DE MSU-BERGTEC
  • Un índice de fuga muy bajo < 3 litros / hora / m²
  • Una instalación rápida y fácil: 5 min / m² de barrera
  • Sistema móvil/totalmente desmontable
  • Unas aleaciones con una elevada resistencia mecánica
  • Unos materiales adecuados para zonas con temperaturas extremas (probados por debajo de -60 °C)
  • Ninguna necesidad de mantenimiento
  • Diques fluviales con una garantía de 20 años
CONTROLAMOS TODO EL PROCESO DE FABRICACIÓN A LA PERFECCIÓN
  • Protección completamente fabricada con aleaciones de aluminio marino y suministrado por una compañía internacional suiza de extrusión de aluminio.
  • Disponemos de nuestra propia oficina de ingenieros con personal experimentado.
  • A la hora de planificar la cimentación sobre la que van a ir nuestros pilotes intermedios junto con nuestros clientes, nos basamos en estudios del terreno.
  • Las mercancías se entregan listas para su instalación gracias a nuestra producción de precisión milimétrica.
  • Gracias a nuestra amplia experiencia acumulada desde 1970, podemos idear y proporcionar el mejor sistema de protección contra las inundaciones adaptado a SUS necesidades!

¿Por qué protegerse?

¡Cuando un río se desborda, otro desborde vendrá!

La definición oficial de inundación “desbordamiento del agua que resulta del aumento y el exceso del curso del agua muchas veces superior a su capacidad normal" nos enseña acerca de los medios de protección que deberíamos prever para nosotros mismos y para aquellas zonas en riesgo. 

¿Por qué protegerse ahora?

Porque «las causas son un acto de Dios, pero las consecuencias son un hecho para el hombre». Las causas de las inundaciones pueden ser muchas:

  • Concurrencia de fenómenos climáticos excepcionales, deshielo brusco de la nieve, lluvias torrenciales, mareas vivas, etc.,
  • Edificios que usurpan espacios naturales tradicionalmente reservados para zonas de inundación,
  • Agricultura intensiva que potencia la deforestación y fomenta el flujo de agua y barro...

La gestión de los riesgos naturales nos ha enseñado que el futuro está escrito en el pasado: cuando un río se ha desbordado, usted sabe que puede volver a ocurrir.

Entonces es necesario poner en marcha todas las medidas preventivas para evitar o limitar sus consecuencias. Las inundaciones, tanto si se repiten por ciclos naturales (se cree que cada 10 o 100 años) como por el resultado de «excepcionales» circunstancias, tienen consecuencias muy graves en la actualidad, tanto para personas como para sus bienes.