GARANTÍAS DE MSU-BERGTEC
  • Un índice de fuga muy bajo < 3 litros / hora / m²
  • Una instalación rápida y fácil: 5 min / m² de barrera
  • Sistema móvil/totalmente desmontable
  • Unas aleaciones con una elevada resistencia mecánica
  • Unos materiales adecuados para zonas con temperaturas extremas (probados por debajo de -60 °C)
  • Ninguna necesidad de mantenimiento
  • Diques fluviales con una garantía de 20 años
CONTROLAMOS TODO EL PROCESO DE FABRICACIÓN A LA PERFECCIÓN
  • Protección completamente fabricada con aleaciones de aluminio marino y suministrado por una compañía internacional suiza de extrusión de aluminio.
  • Disponemos de nuestra propia oficina de ingenieros con personal experimentado.
  • A la hora de planificar la cimentación sobre la que van a ir nuestros pilotes intermedios junto con nuestros clientes, nos basamos en estudios del terreno.
  • Las mercancías se entregan listas para su instalación gracias a nuestra producción de precisión milimétrica.
  • Gracias a nuestra amplia experiencia acumulada desde 1970, podemos idear y proporcionar el mejor sistema de protección contra las inundaciones adaptado a SUS necesidades!

Piezas de repuesto y mantenimiento

¡Ninguna necesidad de mantenimiento!

Dada la gran resistencia a la corrosión que presentan nuestras aleaciones de aluminio, en principio, no es necesario realizar ningún mantenimiento, ni siquiera engrasar o apretar piezas. Lo único que debe preverse es el lavado a presión del equipo cuando se mancha de barro o cualquier otra materia.

Aparte de las juntas, en condiciones normales de uso, el resto de materiales empleados durante la fabricación de nuestros diques no se ve afectado por la corrosión o el desgaste. Obviamente, cuando los componentes del dique móvil se utilizan mal (manipulación o almacenamiento sin precauciones...)  o se le da un uso inapropiado al producto con respecto al fin para el que se ha diseñado (por ejemplo, recibe impactos o colisiones de vehículos de ruedas o a flote, restos flotantes, etc.), puede resultar necesario sustituir ciertas piezas debido al daño ocasionado.

Las juntas de estanqueidad, que sufren los efectos de la desecación y el envejecimiento bajo la acción de los rayos UV, deben revisarse anualmente y de ser necesario, reemplazarse tras un período de 10 años. La presencia de fisuras o grietas es un indicio de este envejecimiento, lo que reducirá sus propiedades mecánicas y, por ende su estanqueidad al agua.

En cualquier caso, el equipo debe almacenarse en una zona cubierta.